Conducir noche bicicleta

Andar en bicicleta es una actividad relajante para muchas personas, pero hacerlo de noche es una experiencia totalmente diferente. El aire que se respira es distinto y la experiencia resulta más placentera.

El ciclismo nocturno es una modalidad que está ganando popularidad con el pasar del tiempo. Cada vez son más los que se animan a vivir esta increíble y placentera experiencia.

Sin embargo esta modalidad tiene algunos peligros, y es nuestro menester aconsejarte para que lo pases bien estando seguro. Si estás pensando en unirte a los que viven esta experiencia hay una serie de cosas que debes de conocer antes.

Es por eso que traemos para ti esta pequeña guía de consejos para ir en la bicicleta de noche. Quédate leyendo con nosotros para conocer estos consejos. Cada uno está pensado en tu seguridad y en potenciar tu experiencia. Lee con determinada atención y disfruta de tu ciclismo nocturno.

Luces para ciclista durante la noche

Todo vehículo que se pretenda conducir de noche debe contar con sus respectivas luces. La bicicleta no puede estar fuera de esta ley. Las luces para bicicletas son un accesorio liviano, de gran potencia y de fácil montado, sin mencionar que son económicas.

Aunque hay algunas que se encienden a medida que pedaleas lo mejor es utilizar las que van con baterías. Estas son más confiables y seguras, además de resistentes y duraderas.

El tipo de luz va a depender de ti, ¿de qué manera? Pues del tipo de ciclista que seas. Dependiendo de qué modalidad de ciclismo realices necesitarás menor o mayor potencia de luz. Te dejamos una pequeña comparación de luces y ciclismo:

Luces delanteras

El tipo de luz delantera va a depender del tipo de ciclista que tú seas. Por ejemplo, si te gusta bajar a excesiva velocidad puede que necesites una luz de alta potencia. En cambio si tu descenso es lento y precavido quizá requieras una luz menos intensa que no consuma tanta batería.

Si no eres ninguno de estos dos casos pero eres principiante y quieres salir de noche puede que busques ser más precavido. Te aconsejamos utilizar las de mayor intensidad posible que te permitan sortear los obstáculos que encuentres en el camino.

En cualquiera de los tres casos es necesario cargar baterías extra contigo. No presentan un gasto mayor y no ocupan nada de espacio en la mochila. Para evitar pasar un rato amargo al quedarse sin batería es mejor cargar un par extra.

Luces traseras

No sólo necesitas ver por dónde transitar, también necesitas que los demás conductores te vean. Es importante que los otros vean por dónde vas, así evitarás ser arrollado.

Asimismo es importante que este tipo de luces no sean de muy alta intensidad. De ser así puede que el destello moleste a otros conductores, provocando así de igual manera un accidente.

Evita sobre todas las cosas que tu luz trasera sea intermitente o parpadeante. En lugar de ayudarte puede ponerte en peligro, pues para algunos conductores resulta molesto a la vista. Pudiendo esto provocar una colisión o un accidente mayor.

Equipo para ciclistas nocturnos

Aunque las luces sean unos de los equipamientos necesarios hay otros que lo son aun más. Si quieres que tu experiencia no se arruine con algún incidente no deseado lleva estas cosas en tu mochila:

Coberturas extras

Estar cubierto es importante, pues la noche es bastante fría. Algo de cobertura extra no te caería nada mal. Algún jersey que quepa en la mochila o que puedas llevar puesto.

Además, estarás yendo a una velocidad un poco elevada, eso combinado con la brisa nocturna y el frío puede resultar en resfriado. Dicho resfriado puede evitarse cubriéndose de forma adecuada.

Bebidas calientes

Un termo con alguna bebida caliente no ocupa nada de espacio en tu mochila. Ya sea que prefieras el café, el té o sopa, es importante llevar algo calientito que te quite el frío en las noches de ciclismo. Prueba tomar café en alguna parada con las luces iluminando la ciudad mientras estás sentado en tu bici.

En el ciclismo de montaña este factor es aún más romántico. En el tramo de montaña en el que decidas hacer parada de noche es perfecto para acompañarlo con algo caliente. El cielo nocturno con su gélido viento son la excusa perfecta para acompañar un café.

Protección frontal para pinchazos

Al ser de noche, por lógica, estará oscuro; por lo que los pinchazos son más propensos a ocurrir por la falta de visibilidad. Existen muchos métodos anti pinchazos tales como las cámaras autosellantes e incluso cubiertas reforzadas.

El método no es tan importante, eso está a tu juicio. Lo verdaderamente importante es que exista la debida protección. Un pinchazo en medio de la carretera de noche cuando hace frío puede ser demoledor para los ánimos.

No salgas solo

Las cosas salen mejor en buena compañía. Se viven mejores experiencias, salen chistes y se cuentan historias increíbles. Sin embargo, esta compañía puede también ser crucial para tu salud.

Hacer ciclismo nocturno acompañado de un amigo (o varios) es muchísimo más seguro. En el hipotético caso de que ocurra un accidente, puede tu compañero llevarte al centro asistencial de salud más cercano.

Situación de un ciclista durante la noche

Imagina estar con tu amigo de confianza subiendo en bici por la montaña de noche y sentarse  mirar la ciudad. Ese tipo de experiencias no son iguales cuando se está solo. Con amigos el ciclismo siempre es mejor.

Esta modalidad puede ser un poco peligrosa, pero sin duda es de las más placenteras que puedes vivir. Siguiendo estos consejos puedes hacerla de manera correcta y sin poner tu vida en riesgo.

Cada consejo está diseñado para que disfrutes del ciclismo nocturno y tengas la motivación de seguir haciéndolo cada que puedas. Sobra decir que no se vive la misma experiencia de día que de noche.

¿Qué es lo que estás esperando? No lo pienses más. Toma tu bici, tu mochila con provisiones, llama a un buen amigo; ¡y a pedalear!