Los 18 beneficios que tiene el uso la bicicleta

Benefificios Uso de la bicicleta

Usar la bicicleta es mucho más beneficioso de lo que puedas imaginar. Dichas ventajas van más allá de ser un medio de transporte limpio, el cual no consume energías fósiles ni contamina a nuestro entorno con emisiones tóxicas. Se trata de una fantástica alternativa para todos los que buscamos disfrutar de increíbles momentos de libertad.

Y es que una bicicleta es capaz de convertirse en ese aliado para ir a donde quieras, haciéndote sentir empoderado al saber que tu esfuerzo físico es el único responsable de orientarte en esta travesía llamada vida. ¿Exagerados? ¡Para nada! Utilizar la bicicleta hará que sea más autónomo e independiente en cada aspecto de tu cotidiana.

bfk

Convertirás a cada desplazamiento en un paseo de ensueño, donde estarás mejorando tu salud a límites inimaginables a la vez que te mantienes en buena forma física. Más aún después de todo lo vivido durante la cuarentena por COVID-19, cuando no solo estuvimos encerrados por varios meses sino hemos sido testigos de cómo se ha ido deteriorando nuestras habilidades motoras por inactividad.

Usar la bicicleta contribuirá a que te liberes de cualquier rastro de temor e inseguridad, ayudándote a superar estas patologías psicológicas que te impiden avanzar hacia el éxito. La OMS (Organización Mundial de la Salud) es un fiel defensor del uso de la bicicleta, basándose en una serie de beneficios que conocerás en el siguiente contenido.

¿Te interesa saber más? ¡Adelante!

Mejora tu salud

30 minutos al día de bicicleta serán vitales para mejorar tu sistema respiratorio, aportándole oxígeno a tus pulmones e impidiendo que condiciones especiales como el asma ocasionen un deterioro en tu calidad de vida. Y es que la cosa no termina aquí, porque montar bicicleta involucra a la realización de ejercicios aeróbicos y anaeróbicos.

Tales ejercicios contribuyen a una mejor circulación de la sangre, ayudándote a prevenir enfermedades cardiovasculares como ACV o infartos al miocardio. ¿Y esto como se logra? ¡Muy sencillo! El corazón comenzará a bombear sangre con más fortaleza, facilitando la llegada de oxígeno en áreas vitales del organismo como el cerebro y depurándote los vasos sanguíneos de posibles obstrucciones.

Reducirás el HDL (Colesterol Bueno) a la vez que aumentas tu LDL (Colesterol Malo). Asimismo, los hombres mantendrán altos niveles de testosterona que les permitirán gozar de mayor fortaleza física y verse más jóvenes.

 

Podrás adelgazar

Usar la bicicleta por 1 hora al día es suficiente para quemar 500 calorías. Imagínate que esos 60 minutos dedicados a las RRSS o ver ese programa de televisión favoritos, decidieras invertirlos en realizar actividad física con tu bicicleta. ¡Los beneficios serían increíbles! Uno de ellos es que podrías adelgazar considerablemente, debido a que través del ejercicio realizado irás quemando grasas y desechando toxinas de tu cuerpo.

Sea porque desees practicar ciclismo estacionario o ciclismo urbano, encontrarás a un fantástico aliado para mantenerte en forma y evitar que la obesidad se instale en tu vida para no irse con la misma facilidad que llegó. Para conseguirlo deberás acompañar el ejercicio con la correcta alimentación cuando sales con tu bici.

 

Tonifica tus piernas

Usar la bicicleta en tu vida cotidiana o como parte de un plan de distracción hace que ejercites los músculos cuádriceps e isquiotibiales, los cuales están presentes en la zona frontal y trasera de tus piernas. Cada vez que pedaleas estás trabajándolos, indiferentemente de la velocidad o frecuencia del ejercicio físico.

Lo mismo ocurre con los gemelos pero en menor medida. A través de la práctica regular del ciclismo, acabarás con esa desagradable flacidez que es consecuencia directa de la acumulación de grasa focalizada y darás paso a unas piernas más estilizadas que serán la envidia a donde quiera que vayas.

 

Fortalece los glúteos

El uso de la bicicleta ayuda a fortalecer tus glúteos, debido a que cada pedaleo estimulará los tejidos de esa zona hasta darles una consistencia bastante deseable. Sin embargo, tampoco puede considerarse como una alternativa para definir y esculpir por ser de bajo impacto.

Sí quieres ver resultados es necesario que practiques ciclismo spinning de pie, manteniéndote en una posición adecuada para evitar atrofia muscular.

 

Refuerza tus rodillas

Uno de los beneficios más notorios del uso de la bicicleta es que reforzarás tus articulaciones, a causa de la difusión de sustancias nutritivas a los cartílagos como consecuencia del pedaleo constante. Esto ocasionará que tus rodillas estén más fuertes en términos generales, garantizándote fantástica movilidad.

A pesar de que el ciclismo es un deporte de bajo impacto, no es recomendable su práctica en personas que hayan sufrido lesiones en las rodillas o sean pacientes con condiciones especiales como condromalacia rotuliana, tendinitis rotuliana o síndrome de la banda iliotibial.

Asimismo, sugerimos prestar atención especial en las condiciones de la bicicleta porque sí te dedica a montar a diaria en un ciclovehículo que tenga el sillín y manillar mal ajustado para ver los resultados deseados e impedir futuras lesiones cervicales o los músculos de la espalda.

 

Ahorras dinero

Al usar la bicicleta para trasladarte al trabajo o ir a hacer unos recados, estarás ahorrándote más de 2.000 EUR anuales en combustible para tu coche. En el caso de los que usan servicios de transporte público o privado, evitarán el desembolso anual de los 1.300-1.500 al año entre tarjetas o tiquetes del metro, pasajes en el autobús, taxis, etc.

Además, los repuestos y accesorios para bicicletas son muchísimo más económicos en comparación con los de automoción. Un arreglo básico de un coche monovolumen puede tener un coste mínimo de 300-400 EUR; En cambio, una bicicleta nada más requiere un cambio de aceite en sus cadenas cada 6 meses, lo cual puede tener un precio que oscila entre 20-30 EUR según la ocasión.

Tanto si compras una bicicleta nueva como una de segunda mano el desembolso inicial no será muy alto y el mantenimiento es muy barato.

 

Cuidas el medio ambiente

El único gasto que ocasiona una bicicleta es de energía física por estar pedaleando insistentemente para llegar a tu destino. Los ciclovehículos son los medios de transporte más limpios del mundo, debido a que no requieren de combustibles fósiles para su funcione ni generan emisiones de C02 durante su utilización.

Asimismo, existen modelos de bicicletas que han sido fabricados con materiales biodegradables que se descomponen con facilidad y no se convierten en chatarra automotriz tan dañina como toxica para el medio ambiente.

 

Fomenta la actividad física a diario

¿Te imaginas hacer ejercicio a diario sin cambiar tu rutina profesional? ¡Sería fantástico! Este hecho es posible con el uso de la bicicleta para desplazamientos cotidianos. Cada vez que te montas en ella para ir a la oficina o dirigirte hacia el centro con el propósito de comprar algo que quieres, incentivarás a tu subconsciente a la realización de actividades físicas que te ayuden a mantenerte activo y vigoroso.

Incorporarás un hábito a tu vida que será muy difícil de erradicar.

 

Haces turismo

Con tu bicicleta es posible llegar a donde tú quieras. Los ciclovehículos no conocen de límites ni caminos “imposibles de transitar”, porque han sido diseñados para llevarte hasta esos rincones que creías inalcanzables por su geografía. Con ellos, conocerás parajes naturales de ensueño que te permitirán desconectarte de la rutina por unos instantes.

Revitalizarás tu espíritu para sentirte en armonía con ese ser interior, el cual siempre está sometido a máxima presión e incluso no descansa adecuadamente porque estar pensando en lo que vendrá para el futuro.

Para ello deberás elegir que tipo de bicicleta prefieres, si para ir por caminos, carretera o ambos y equiparla con los accesorios necesarios para poder hacer largas travesías.

 

Combate el estrés

Al pedalear lograrás liberar a la hormona de la felicidad conocida como Endorfina, la cual hará que experimentes una inigualable sensación de bienestar y euforia como nunca antes habías vivido. Más que nada, porque te darás cuenta de que eres capaz de conducir tu propio destino hacia donde desees enfocarlo.

Esto aumentará tu seguridad personal, liberándote de todas esas cadenas emocionales que no te dejan ser feliz ni vivir en paz. Por ser un deporte al aire libre, respirarás con máxima libertad para no sufrir de falta de oxígeno por razones psicológicas.

 

Mejora la capacidad de atención y concentración

Cuando haces uso de la bicicleta para ir a un punto en concreto, deberás mantener tus sentidos enfocados hacia la meta. Aumentarás tu capacidad cerebral, concentrándote con más facilidad como consecuencia de la estimulación de los reflejos neurológicos durante la ejecución de movimientos constantes y continuos.

El ciclismo requiere de equilibrio y coordinación, involucrando a distintas áreas de la masa encefálica para este propósito. 1-2 horas diarias de bicicleta por tu barrio contribuirán a que prestes atención especial en tu entorno, fijándote en detalles básicos que casi nadie ve para no caerte o sufrir algún accidente considerable.

Igualmente, el esfuerzo físico por el pedaleo favorece al flujo de sangre y oxigena tu cerebro.

Elimina los dolores musculares

¿Molestias en la espalda? ¿Dolor en las articulaciones? ¡Diles adiós! Usar la bicicleta por 1 hora al día mejorará tu elasticidad articular considerablemente, brindándole una elevada estabilidad a los ligamentos y tendones.

Eso sí, debes cuidar tu postura a la hora de andar en bicicleta para no padecer efectos colaterales como la postura de cifosis lumbar (encorvamiento de la espalda). Dicha condición traumatológica, conllevará a severos dolores en esta área del cuerpo.

 

Reduce la celulitis en las mujeres

Otro de los beneficios de usar bicicleta es la eliminación progresiva de la celulitis en las mujeres. Esto se debe a que a través de la realización de actividad física, irán quemando grasas en áreas localizadas como las piernas y glúteos en donde este terrible mal estético campa a sus anchas.

Tal quema de grasas dará paso a la producción de energía, masajeando la piel para movilizar el agua y toxinas equitativamente. En lugar de gastar dinero en cremas inservibles, montante en tu bicicleta e inicia una rutina diaria para que veas como la piel de naranja desaparece para siempre.

 

Sin problemas de aparcamiento

Solemos destinar hasta 30 minutos en dar vueltas sistemáticamente por una misma rotonda o cuadra para conseguir un lugar adecuado para aparcar nuestro coche o motocicleta, ocasionándonos una terrible pérdida de tiempo y de dinero porque sigues consumiendo gasolina a lo tonto.

Las bicicletas gozan de un tamaño compacto que significa una gran ventaja a la hora de su aparcamiento, debido a que es posible acomodarlas a pie de calle e incluso dentro de espacios reducidos como centros comerciales o restaurantes.

 

Mantenimiento sencillo

Con el uso de la bicicleta descansarás de ir a un taller mecánico cada 2 por 3. El mantenimiento de una bicicleta requiere de cambio de aceite en sus cadenas y revisión de frenos durante cada cierto tiempo, tareas sencillas y rapidez al momento de realizarlas.

Ya no es necesario que seas un erudito, porque tú mismo podrás ver cómo trabajan en ello. Todo sin trucos ocultos, así como tampoco “pérdidas misteriosas de piezas de recambio”.

Incluso, sí aprendes bien es posible que puedas hacer todo esto desde la comodidad de tu casa.

 

Descansarás mejor

¿Te cuesta quedarte dormido o no duermes con la calidad requerida? ¡No te preocupes! Usar la bicicleta requiere de un consumo de energía elevado como consecuencia del incesante pedaleo, ayudándote a equilibrar el cansancio y estrés mental con el físico.

Sí montas a bicicleta por 1 hora al día, acabarás desgastándote físicamente y dicho desgaste requiere de una recuperación que solo es posible a través del sueño. La bicicleta hará que descanses mejor, relajándote al máximo e impidiendo que esa inactividad sedentaria no deje que duermas como debe ser.

 

Tendrás una vida social activa

Al usar la bicicleta con frecuencia es posible que coincidas con personas que compartan contigo esa pasión por el ciclismo, quienes se convertirán en esos compañeros de aventuras y travesías. Del mismo modo, conocerás a cientos de individuos que quizá no se animen a dar el salto para convertir a sus desplazamientos en auténticos paseos inmemorables.

Tu vida social dejará de ser tan monótona y entenderás que nadie ha nacido para estar solo.

 

Alivia el aburrimiento en los niños

Usar la bicicleta es una estupenda recomendación para esos niños inquietos, los cuales suelen hacernos perder la paciencia con facilidad. En el ciclismo, conseguirán a un medio de sano entretenimiento que les permitirá descargar toda esa energía que tienen acumulada.

Sí están aburridos, podrán coger su bicicleta e ir por donde quieran. Esto incentivará conductas sanas en su desarrollo psicológico como la exploración e investigación, preguntándose qué hay detrás de cada cosa que ven y cuál es su rol dentro del mundo en que vivimos.

 

¿Te das cuenta? Los beneficios de usar la bicicleta son magníficos. En lugar de perder horas valiosas de tu tiempo en el tráfico o dejarte buena parte de tu sueldo en transporte, deberías considerar seriamente convertir a tu bicicleta en ese medio predilecto para los desplazamientos cotidianos.

No solo te lo agradecerá el medio ambiente al no contribuir con su deterioro. También lo harán todas esas personas que son cercanas a ti, quienes verán a un ser renovado con más energía e impetú para salir adelante.